17 abril 2024

Ameghino perdió en su cruce con Lanús

Urgía por abrazarse con esa emoción cálida, esa vibración indescriptible que brota de la victoria. La empresa implicaba un complejo desafío por la magnitud del oponente, pero halló las claves necesarias para concretar el triunfo. Lanús dejó atrás la derrota con Pico FC al doblegar 86-72 a Ameghino, en un cotejo de la Fase Regular de la Conferencia Sur.

El Grana manejó el ritmo de las acciones, sufrió turbulencias con las reacciones del rival, pero supo encauzar el trámite para domar al León cordobés. Otra vez la puntería desde Saturno se erigió en un factor decisivo, con un alto rendimiento de 11/29 en triples (38%), así como pudo correr la cancha con la supremacía en los rebotes (40 a 33).

En lo estrictamente relacionado a lo individual, el elenco de Sebastián Saborido dispuso de una genial tarea integral de Andrés Lugli, autor de 14 puntos, 9 rebotes, 8 asistencias y 5 recuperos, quien se conectó muy bien toda la noche con Franco Alorda, que aportó 16 unidades. Además de las apariciones furiosas de Joaquín Ríos con sus 21 tantos (3/6 en triples).

El visitante disfrutó del desequilibrio en la pintura, y el rango medio, de Juan Abeiro con sus 19 puntos (8/12 en dobles y 7 rebotes) y la labor de Abel Aristimuño desde lejos con su 3/5 desde 6.75 y sus 15 tantos, con una enorme gravitación en el último cuarto.

El duelo se activó con un León más claro, con movimientos directos de resolución rápida y enorme puntería de 6/7 de campo para escaparse 14-5. Saborido detuvo el reloj con un tiempo muerto, que resultó disruptivo porque su equipo regresó con otro brío y clavó un pasaje abismal de 17-0, merced a las bombas (4/9). Así, el dueño de casa revirtió la tendencia y cerró arriba 22-14.

El ritmo aminoró en el segundo acto, con una merma en la calidad de las ofensivas (0/7 en triples para el local). Lanús mantuvo la delantera 33-24, con 4:15 minutos. Sin embargo, Abeiro y Osores tomaron decisiones para que Ameghino ejecutara una reacción para retirarse al entretiempo apenas abajo 36-35.

Tras las charlas en vestuarios, el León asaltó el tablero 39-36 en los albores del tercer cuarto. En ese instante dificultoso, el Granate ajustó la defensa, presionó en primera línea, robusteció el rebote defensivo y corrió la cancha para redondear un parcial asesino 16-0, con el que se escapó 52-39. Lugli (7) fue el motor, el combustible del sprint, además de los puntos de Ríos (7). En los últimos minutos, el equipo cordobés respondió con un pasaje 8-0, pero el episodio terminó con el dueño de casa con una renta 57-47.

Para el cuarto decisivo, Lanús consiguió la máxima de la velada con los triples, otra vez, y profundizó el dominio 68-49, a los 3 minutos. Lejos de rendirse, de caer en las telarañas del abatimiento, Ameghino revivió con la energía de Aristimuño, quien lastimó con triples y penetraciones para aportar once unidades. La visita achicó a 75-67, con 2:50 minutos en el reloj. A pesar del esfuerzo del oponente, Lanús conservó el aplomo y remató la historia para celebrar en su casa.

A partir de este resultado, Lanús optimizó su récord a un registro positivo 3-2, en tanto que Ameghino luce una marca de 3-3. Los cordobeses seguirán con la gira para medirse con Racing en Avellaneda el viernes, mientras que el Granate saldrá a la ruta para visitar a Villa Mitre el 18.

SÍNTESIS

Lanús 86: Lugli 14, Capponi 9, Ríos 21, Franchino 5, Edo 7 (Fi); Alorda 16, Di Muccio 3, Gago 6. DT: Sebastián Saborido.

Ameghino 72: Eydallin 10, Vieta 5, Aristimuño 15, Osores 12, Abeiro 19 (Fi); Thygesen 0, Ortega 0, Barahona 4, Aragon 5, Rivero 2. DT: Pablo Castro.

Parciales: 23-18, 36-35, 57-47.

Estadio: Antonio Rotili.

Foto: Daniel Salvador (Prensa Lanús).