8 febrero 2023

Atenas logró un triunfo clave ante Comu y respira en la tabla

atenas-comu

En otro partido importante en medio de la lucha que significa batallar para escapar de las posiciones de peligro, Atenas superó con mucho carácter y un enorme Omar Cantón a Comunicaciones, rival directo en la pelea por trepar escalones en lo que va de Liga Nacional. El Griego superó a los mercedinos por 86-82, estiró su récord e igualó la línea de su rival con 8-15.

Otra vez Cantón. Sí, Omar Cantón. El pivote fue la pieza que le permitió a Atenas desequilibrar una balanza que durante toda la noche había demostrado absoluta paridad (20-16, 37-37 y 62-59). Con 16 puntos en el último cuarto (4 triples incluidos -30 totales con 7/8 de larga distancia-) dominó el rectángulo para que el Griego encontrara la llave del triunfo, llegando a sacar una diferencia máxima de 16 (84-68).

Pero no todo lo que brilla es oro. En estas instancias la diferencia es clave, y de eso sacó rédito Comu, que no se dio por vencido y le cobró muy caro los errores a un Verde que si bien ganó, desperdició la gran oportunidad de sacar una luz importante de ventaja pensando en el juego de vuelta. Y para eso fue clave lo que hicieron Trahsol Burrel (15) y Jordan Adams (26) en los minutos de sentencia.

Además de lo mencionado, la tarea de Augusto Alonso en la conducción del elenco cordobés, aunque no sólo armó y ordenó, sino que se coló en la pintura en reiteradas oportunidades y facturó en tierra de gigantes con puntos en momentos claves de la noche. Y párrafo aparte para el pivote Franklin Hassell (27 unidades y 10 rebotes), hoy dueño de las posibilidades del elenco dirigido por Hernán Laginestra.

Fue un cotejo cerrado, con mucha paridad y dientes apretados. La situación apremia y es un condimento más que importante que no figura en las estadísticas, pero que sí pesa mucho. En esta oportunidad Atenas se salió con la suya y le dio un golpe a Comunicaciones, que también busca la punta del ovillo. Fue 86-82 para los cordobeses que esperan el viernes la visita de San Martín, un duro que pelea arriba.

Informe y foto: Prensa Atenas