25 junio 2022

Atenas perdió con Gimnasia y sigue sin encontrar su rumbo

atenas-gimnasia

Gimnasia continúa en estado de gracia en el Socios Fundadores y en esta ocasión derrotó a Atenas por 80-65, en un juego que fue se mostró muy igualado durante gran parte del tiempo regular, pero que, en los diez minutos finales, el verde sacó la chapa a relucir y se despachó con un cierre de 20-7. La performance del Mens Sana ante su gente es digna de remarcar, con un registro de seis triunfos sobre seis posibles, manteniéndose invicto en Comodoro.

Pasó Regatas en el debut, luego Argentino y Platense, y en esa reciente tanda de local superó también a Unión de Santa Fe y La Unión de Formosa, llegando a la victoria de hoy también ante el Griego. Lo del equipo de Martín Villagrán es admirable, sobre todo si tenemos en cuenta que en sólo dos de los juegos mencionados tuvo finales cerrados (+3 ante Regatas y +2 contra Unión) y que al resto le ganó con total autoridad (+18 al Turco, +13 a Tense, +24 ante los formoseños y ahora +15 contra Atenas).

Un arranque auspicioso fue el que tuvo la visita en el Socios Fundadores, manteniendo un gran bloque defensivo que le impidió a Gimnasia romper en el perímetro, sumándole a esto una gran eficacia en triples durante el comienzo a través de Latraius Mosley que marcó una gran diferencia a partir de sus tiros y velocidad de traslado.

Esta gran cantidad de aciertos de larga distancia no fue únicamente propia del jugador estadounidense, sino que se trasladó a sus compañeros que supieron colocar al griego con una ventaja de ocho puntos, pero que rápidamente el elenco local logró acortar a partir de los jugadores que hoy por hoy marcan la mayor diferencia como lo son Sebastián Orresta y Vega, siendo los únicos anotadores de Gimnasia en los primeros ocho minutos.

Sobre el cierre del primer cuarto, una serie de desatenciones en Atenas, sumado a una notable mejora en el quinteto del verde llevaron a que Gimnasia logre tomar la ventaja en los últimos segundos y colocarse arriba por la mínima (23-22).

El espectáculo de triples observado en la etapa anterior continuó en el desarrollo del segundo cuarto, siendo aún un juego de ida y vuelta que se mantuvo parejo hasta la retirada de los jugadores al entretiempo (41-37). Durante estos minutos, Marcus Elliott se fue transformando en una figura de mayor relevancia para el verde con su potencial anotador, siendo el goleador parcial con 9 y el máximo rebotero con 6.

En el regreso del entretiempo, el verde mostró un mejor juego asociado y una gran efectividad, con Orresta como estandarte y Elliott siendo la daga en ofensiva, pero de igual manera el griego nunca decayó, y a partir del trabajo realizado por Omar Cantón nunca se despegó del marcador, teniendo un gran cierre de cuarto lo que le posibilitó al conjunto cordobés llegar al último cuarto abajo por una diferencia ínfima de dos puntos (60-58).

Ubicados en la etapa final, el partido comenzó a visualizarse más friccionado, por lo que quién lograse imponerse en el perímetro iba a lograr tener el juego a su favor, y a partir de esto el que mejor lo aprovechó fue el verde, que con el correr de los minutos también encontró los espacios para tirar de lejos y lograr despegarse en el marcador y de esta manera conseguir una nueva victoria en el Socios Fundadores, que a esta altura se transformó en la fortaleza patagónica de La Liga Nacional.

Los goleadores del encuentro fueron Sebastián Orresta y Marcus Elliott, ambos de Gimnasia, con 17 puntos, seguidos por Sebastián Vega con 13 tantos al igual que el pivote de Atenas, Omar Cantón.

Informe y foto: Prensa Gimnasia.