11 agosto 2022

Atenas logró una agónica victoria en el Súper 20

mosley_triple

Mirar hoy la tabla de posiciones y encontrar a este Atenas con su registro de 3-1 es una grata noticia. El proceso de reconstrucción del Griego ya está en marcha y en este Súper 20 empezó a darse algunas buenas cosas de lo que puede conseguir. Es cierto que falta mucho, que no alcanza con esto, pero sin dudas esta última semana para los cordobeses está siendo muy positiva. Hoy lo demostró ganándole a un poderoso Regatas por un agónico 86-85.

Latraius Mosley se puso el traje de Superman y, cuando parecía que los correntinos iban a terminar festejando, anotó un triplazo para que los dirigidos por Saborido se lo lleven en el último segundo. Queda un largo camino por recorrer, pero el Griego se recuperó tras la derrota inicial en el torneo -tras dominar casi todo el partido- y suma tres victorias al hilo.

Esta jornada, quizá sin saberlo, el Verde cordobés rendía un examen importante. Es cierto que Regatas todavía se está acomodando y que aún no pudo ganar (0-4), pero el potencial que tiene es innegable. Desde ahí, Atenas tenía que construir un gran partido y lo hizo. Porque llegó a estar 16 puntos abajo y pudo darlo vuelta explotando en ataque. Si tomamos en cuenta el segundo y tercer cuarto, pasaje en el que fue demasiado superior, Atenas plasmó una carrera de 61 a 28, limando la mencionada desventaja y pasándolo a ganar por 17 (72-55). Muy contundente ese cambio. Luego tuvo que contrarrestar el empuje de Regatas, que lo puso contra las cuerdas y casi lo gana, pero el ex Libertad se convirtió en el salvador sobre la chicharra.

¿Es el juego que más cómodo le queda al Griego? Difícil responder eso aún porque está dando sus primeros pasos, pero sin dudas que hoy tuvo argumentos para hacerlo bien y demostrar que inspirado puede ser muy peligroso. Lanzó un 48% en tiros de cancha y un 10/27 en triples, números que van de la mano con 6 jugadores en doble dígito: Mosley (18), Gamboa (16), Hure (15 más 10 rebotes), Alonso (14), Cantón (11) y Máximo Araujo (10). Aunque está claro que deberá ajustar en detalles, Atenas se inspiró en momentos clave esta tarde.

El arranque del partido lo marcó Regatas, que tomó rápidamente las riendas del juego. Impuso una dura defensa en el poste bajo, cerrándole los caminos a Cantón, y en ataque se pasó bien la bola, encontrando tiros cómodos y puntos en varias manos, pero sobre todo de Arengo, quien redondeó un gran cuarto con un triple en los últimos segundos llegando a sus 11 puntos individuales para que el Remero se escape 27 a 11 en el cierre.

El mini descanso le hizo bien al Griego, que saliendo del banco puso un terrible parcial de 2 a 17 (29 a 28) en su favor concinco por jugar, para ponerse a una posesión de distancia. En ese momento fue clave la aparición desde el banco de Gamboa quien sumó 10 de los 17 puntos de ese tramo para Atenas. Para oxigenar al Fantasma tuvo que aparecer Penka Aguirre, quien clavó dos bombas seguidas para dejar las cosas 35 a 30 con tres minutos en el reloj. El trámite quedó en esa diferencia y ambos fueron al descanso largo 39 a 34 en favor de los correntinos.

De vuelta al juego, en dos minutos y medios los cordobeses pasaron al frente por primera vez en el partido con dos triples de Alonso (41 a 42). En siete del cuarto, apoyados en Mosley,Cantón y Alonso, Atenas sacó 7 de luz, 49 a 56, mientras que a Regatas le costó en ofensiva. Sobre la chicharra, Mosley prendió mecha y explotó la bomba en el aro del Fantasma para que el Griego se vaya arriba 55 a 63.

Un inicio fatal para los de Piccato, que se secaron por casi cuatro minutos, y eso lo aprovechó muy bien Atenas, que con un gran momento colectivo puso un parcial de 0 a 9para alejarse por 55 a 72 con apenas de tres minutos jugados. Con mucho amor propio Regatas reaccionó con el aporte de la experiencia de Aguirre, los puntos de Hogan y los triples de Arengo.Así llegó a un cierre sumamente ajustado, donde con 12 segundos por jugar el Potrillo encestó un misil que dejó las cosas igualadas en 83.

Luego, el Remero recuperó la bola por una falta en ataque de Hure, luego Hogan fue a la línea de simples donde convirtió los dos tiros para pasar al frente 85 a 83 con 8 segundos para el cierre. Cuando se iba el partido, apareció el salvador de Atenas: Latraius Mosley. Una bomba de 8 metros con el reloj casi consumido que le dio la agónica ventaja a los cordobeses.

En otros cuatro encuentros de los 10 que se disputan este martes entre ambas Conferencias, el líder de la Zona A, Olímpico de La Banda, de Santiago del Estero, superó ajustadamente a Oberá LT, de Misiones, por 80 a 77, mientras que su comprovinciano Quimsa también logró una apretada victoria ante Comunicaciones de Mercedes, Corrientes, por 81 a 80.

En tanto que La Unión, de Formosa, también dio apretada cuenta del debutante Riachuelo, de La Rioja, por 79 a 74, lo mismo que el mencionado anfitrión Instituto sobre el líder de la Zona B de la Conferencia Norte, San Martín, de Corrientes, por 76 a 72.

Mientras que por la Conferencia Sur hubo triunfo de Peñarol, de Mar del Plata, que superó a Obras Básket por 75 a 68, en el estadio Templo del Rock del equipo porteño.

Por su parte el puntero de la Zona B de esa Conferencia Sur, Boca Juniors, se impuso a Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia por 78 a 60 y el líder de la A, Platense, hizo lo propio sobre Argentino de Junín por 86 a 73.

Otro equipo porteño ganador fue Ferro Carril Oeste, que batió por 90 a 81 a Hispano Americano, de Santa Cruz, pero no ocurrió lo mismo con el pentacampeón San Lorenzo, que fue derrotado por Unión, de Santa Fe, por 76 a 69, ambos encuentros también correspondientes a la Conferencia Sur.

Informe: Prensa Regatas

Foto: Liga Nacional