14 abril 2021

Zaragoza perdió con Andorra y le dijo adiós al sueño de semifinales

zaragoza-andorra

El Zaragoza de Nico Brussino perdió por 113-93 ante Andorra. Peleó en todo el primer tiempo, pero no supo tener el impulso para pasar al frente en el tercer cuarto y ya se amplió la diferencia en el último. Gran partido de Andorra con un gran segundo tiempo y un espectacular 16/29 en triples.

La figura del juego fue Dejan Todorovic con 6/6 en triples. Buena tarea de Nico Brussino con 16 puntos, 3 rebotes y 1 asistencia. De esta manera, las chances de Andorra siguen con un hilo de esperanza mientras que las de Zaragoza son casi nulas.

El comienzo del juego no fue tan explosivo. En tres minutos ambos propusieron ofensivas largas en las cuales convirtieron poco. El parcial en este primer pasaje fue 6-2 para Zaragoza. Llegando a la mitad del cuarto, el conjunto rojo comenzó a sentirse parcialmente superior tras varias buenas ofensivas. Andorra no jugó cómodo en ataque. El rival no le dio el tiro y al poner la bola abajo no tuvo buenos recursos.

San Miguel y Benzing contribuyeron posteriormente para un Zaragoza que se puso 16-7 a falta de 3:30. En el tramo final del cuarto las cosas se emparejaron. Los rojos con una buena rotación de la banda se mantuvieron arriba a pesar de la levantada rival. Los sesenta segundos finales fueron de alto vuelo. En medio de las idas y vueltas con ofensivas muy cortas, Andorra aprovecho para acercarse en el marcador con tantos de Todorovic, el más influyente hasta el momento. El cuarto término favorable a Zaragoza 28-24.

Los blancos arrancaron mejor el segundo parcial. Defendieron mejor doblando al balón y forzaron pérdidas. En ataque jugaron bien el pick and roll y pudieron empatar el partido en 30 tras dos minutos. Zaragoza pudo jugar un poco más suelto en ataque, pero abuso del tiro de tres y lo pago caro. Dos minutos más tarde, Andorra pasó al frente 35-34 a puro triple. Nico Brussino hasta el momento con un 0-3 en triples.

Con más lanzamientos de tres, lo de blanco ampliaron la ventaja a siete puntos a falta de cuatro minutos (34-41). De sus 12 tiros de campo hasta el momento, 8 fueron de tres y solamente erraron 1. En los últimos tres minutos Andorra se plantó en zona 2-1-2. Zaragoza se sintió más cómodo atacando y fue más inteligente para sacar faltas.

Seis puntos de Brussino empataron el juego en 45. A falta de 43 segundos, Andorra volvió a sacar cinco tras dos perdidas idénticas de lo de rojo (45-50). Pases de pique a baja altura a Hlinasson (2.18 de altura) son difíciles de conectar. El entretiempo recibió a ambos con el marcador 50-45 para los de blanco.

Los dos primeros minutos del tercer cuarto fueron parejos. Andorra se mantuvo al frente con un goleo repartido. En ofensivas cortas, Ennis resolvió bien para seguir teniendo a su equipo a tiro. La defensa de Zaragoza pecó en meterse en la zona y allí pagó caro. Con tres triples seguidos, Andorra se puso 62-51 a falta de 5:34 con tantos de Olumuyiwa y Jelinek.

Así forzó el tiempo muerto del banco rojo. El partido entró en un bache, pero la diferencia de diez puntos se mantuvo entre uno y otro. Los últimos dos minutos fueron favorables al Andorra que corrió bien la cancha para escaparse a catorce. Así logró irse a descansar de cara al último cuarto ganando 75-64 después de un triple de Barreiro para Zaragoza.

Los de rojo comenzaron mejor los ultimo diez minutos. Fueron agresivos en defensa y supieron anotar de una forma u otra para seguir a tiro. Al cabo de dos minutos, Andorra movió más la bola y así encontró huecos en la esquina para anotar. La ventaja siguió siendo de diez (72-82). Todorovic siguió encendido desde afuera con 5/5 parcial y alejó a trece puntos a los de blanco.

Llegando a los cinco minutos de juego, Andorra pudo sacar 16 de luz y comenzó a jugar con el reloj (76-92). A pesar del intento de reacción de Zaragoza con la presión en toda la cancha, lo de blanco supieron salir de ahí. Anotaron para mantener la ventaja y llegaron a los 101 puntos a falta de 3:21.

Zaragoza no estuvo para nada cómodo y perdió balones que lo dejaron a su rival correr la cancha. Andorra empezó a jugar con la desesperación del rival y con el reloj de aliado a falta de dos minutos. Solo restó que se consuma el tiempo. El resultado final fue 113-93.